Sin tabúes: Masturbación femenina

Sin tabúes: Masturbación femenina


Estamos en 2016 y todavía hablar de ciertas cosas sigue siendo tabú,

menos de lo que solía ser antes, pero todavía nos cuesta hablar de ciertas cosas. Y la masturbación femenina es una de esas cosas. No estamos en el mismo punto que estábamos hace unos años, para nada, sin embrago hay que seguir avanzando ya que nos queda mucho por recorrer.

La masturbación es una práctica erótica más dentro de todo el repertorio erótico, y no por ello menos importante (hay que recordar que no hay que desprestigiar ningún aspecto de la erótica sobre todo si nos resulta placentera). La masturbación femenina (o como se dice coloquialmente, “hacerse dedos”) es algo que se debe hacer en primer lugar porque se tienen ganas. Si no hay ganas, si no hay deseo (DESEO en mayúsculas) es muy difícil disfrutar, y uno de los principales objetivos de la masturbación es disfrutar y pasar un buen rato, sin miedos, sin preocupaciones y sin agobios. Hoy en día las tiendas eróticas cuentan con una amplia gama de artículos que permiten a la mujer explorar de su sexualidad de forma individual y disfrutar de ella. No siempre es necesario tener otra persona al lado para poder sentir placer. Hay veces que apetece una fiesta particular ¿por qué no?

Aquí vamos a hablar de algunos productos con los que puedes experimentar y buscar nuevas sensaciones placenteras.

Little John
Little John


  1. Dildos

Los dildos son un complemento sexual que habitualmente tienen forma de pene (o alguna forma cilíndrica similar) que se pueden utilizar como complemento tanto durante la masturbación, como dentro de los juegos eróticos con tu pareja. Hay dildos de diferentes tamaños, formas y colores incluso modelos que buscan ser los más realistas posibles imitando el color del tono de la piel, y a diferencia de otros juguetes eróticos no tienen vibración, por lo que una de las ventajas es que son silenciosos.


2. Balitas vibradoras


Balita Vibradora Funky Vibelicious de Toy Joy
Balita Vibradora Funky Vibelicious de Toy Joy

¿Qué os parece tener un vibrador para poder llevar a todas partes? Las balitas vibradoras tienen un tamaño ideal para poder llevarlas a todas partes: en el bolso, en la maleta, en un pequeño neceser; y con sus diseños pasa totalmente desapercibido: algunos tienen forma de pintalabios, otros de delfín, conejito o con siluetas curvilíneas. Son pequeños, fáciles de trasportar y de utilizar, y con su vibración son perfectos para estimular el clítoris, lo que provoca un gran placer.


3.Vibradores de doble estimulación

os vibradores de doble estimulación además de tener la clásica forma (parecida a la de los dildos que hemos comentado antes) que estimula la vagina mediante la vibración de un pequeño motor dentro de su interior, tiene otro motor externo pensado para la estimulación del clítoris. A diferencia de los dildos esto sí tienen vibración que, además, suelen contar con varios modos de vibración que se pueden controlar y cambiar en función de intensidad de estimulación que prefieras en cada momento. Habitualmente los modos de vibración se pueden cambiar a través de un botón o de un mando a distancia.

Conejito vibrador Marc Dorcel, Baby Rabbit
Conejito Vibrador Mar Dorce, Baby Rabbit.

Estos son algunos de los productos con los que poder sacar mayor partido a tus “fiestas particulares”, disfrutar de la propia sexualidad, y conocerse mejor a nivel erótico. ¿Por qué no probar alguno?


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información